Por María Fernanda Jiménez

Primero que todo, es importante plantear el hecho de que para poder hablar de comunidades indígenas deben tenerse bien definidas las diferencias entre estos y el resto de la población, situación que pareciera resuelta pero, que no está tan clara como se cree. Ejemplo de ello es el censo sobre la población indígena costarricense realizado en el 2000 por el Instituto Nacional de Estadística y Censos, sobre el cual escribe Elizabeth Solano Salazar, a partir del cual la misma declara esta situación. Para efectos metodológicos de este censo se toman 5 aspectos para determinar si una persona es indígena o no. Estos aspectos son: El autorreconocimiento o autoadscripción a un grupo étnico por parte de la persona, la lengua hablada, la ubicación geográfica, los rasgos fenotípicos (raza o color) y la ascendencia étnica de los ancestros de las personas.

Más

Anuncios