Por Federico Gil

Uno de los puntos vitales de este blog es recalcar la participación universitaria en las reservas indígenas. Esta participación puede ser mediante actividades universitarias recreativas, tesis, trabajo comunitario universitario, capacitaciones a los pueblos indígenas, actividades de índole beneméritas, etc. En cuanto a universidades vamos a hacer referencia nada más a las universidades estatales del país (UNED, UCR, UNA, TEC)

El primer ejemplo de participación universitaria es el de la ayuda a los indígenas costarricenses que son productores de frijoles de la zona de Las Vegas del río La Vaca. Estos indígenas se llaman Ngöbes y viven muy cerca de la frontera con Panamá. Ellos tienen para la venta, para este año 2010, más de 75 quintales de fríjol orgánico que es de muy alta calidad. La venta se realiza por redes de comercio justo pero el problema es, ¿Cómo vender este producto a los costarricenses y hacerles saber que este mismo es de muy buena calidad? Cabe destacar que estos agricultores Ngöbes han ayudado a mantener las técnicas de cultivo y las semillas de esta cultura indígena de nuestro país. El frijol orgánico que venden viene en diferentes presentaciones (900 g, 9kg, 14kg, 18kg) tiene un precio bastante accesible a pesar de su elaborado proceso productivo y técnicas óptimas para su producción.

El problema es que todos estos 75 quintales de frijol orgánico deben de venderse antes de junio con el propósito de que estas comunidades indígenas puedan recuperar toda la inversión en la cosecha antes de que vuelva a empezar el nuevo ciclo productivo de este producto. Además de recibir ayuda por parte de comercializadoras de productos orgánicos como Bioproductos Oro Verde, la Universidad de Costa Rica ayuda a estas 27 familias a vender este grano. En sus instalaciones se han puesto a la venta estos frijoles con el fin de ayudar a estos pueblos indígenas que muchas veces se ven obligados a vender sus productos a precios por debajo del costo de producción. Además de brindar sus instalaciones, la UCR prepara Ferias en donde se puede hacer compra de este producto a un precio accesible. Hubo una feria del frijol para ayudar a los productores de este grano en el pretil el 31 de mayo del 2010 en la facultad de Estudios Generales. En esta feria ayudaban a los productores costarricenses, incluyendo a estos indígenas, para poder vender su producto por encima de los frijoles que vienen del extranjero, especialmente China y Nicaragua que por lo general tienen precios más baratos y perjudican a los productores nacionales.

Otro ejemplo de participación universitaria es el de la iniciativa de la UNED, la UNA y la UCR en el que permiten a los indígenas Cabécares a tener acceso a una educación permanente y de calidad. El pueblo Cabecar se ubica en Chirripo, Talamanca y estas universidades estatales tienen como meta formar profesionales en este pueblo y desarrollar la carrera de Bachillerato en Ciencias de la Educación con Énfasis en Lengua y Cultura Cabecar. Este proyecto, que beneficiará a más de 5000 indígenas, va a ser financiado por el consejo nacional de rectores (CONARE) y tiene como fin servir de gran impulso para este pueblo tanto desde el punto de vista social como desde el punto de vista educativo. Este plan se viene pensando desde marzo del 2004 donde se ha venido trabajando en la recopilación de datos y bibliografía acerca de la población Cabecar para así poder lograr elaborar un plan de estudios y reclutar futuros estudiantes universitarios.

Actualmente, los estudiantes están cursando los estudios generales en la UNED ya que estos son requisitos para el ingreso a la carrera y aun no han empezado con el plan de estudios para la carrera. Los presentes estudiantes son de distintas regiones del país, entre ellos los pobladores de Ujarras, Valle La Estrella y Chirripó. Cabe destacar que esta carrera no es de una universidad especifica si no de las tres universidades (UNA, UNED, UCR). Para entrar por supuesto se necesita tener el bachillerato, tener dominio de la lengua Cabécar, y además ser indígena. Otros grupos de indígenas también quieren tener su oportunidad educativa pero primero van a evaluar como resulta esta iniciativa y si es un éxito acapararían otras regiones indígenas del país.

TCU: Uno de los trabajos comunales universitarios que apoya a las reservas indígenas es el TC-504 Apoyo a la gestión comunal en seguridad alimentaria y nutricional en comunidades prioritarias. Este TCU es de la escuela de nutrición. En él, se realizaron varias pruebas en la zona de Talamanca donde se analizó la alimentación de los indígenas en todas las edades pero principalmente en las personas menores. Con análisis como estos, en donde se estudia si estos pobladores están adquiriendo las cantidades nutricionales requeridas por su cuerpo, la Universidad de Costa Rica participa en las reservas indígenas con el fin de causar un impacto positivo en ellas.

Anuncios