Si bien los Derechos Humanos establecen la igualdad ante la ley de todos y todas, la realidad de los indígenas en nuestro país en la actualidad contradice este enunciado.

Es un grupo minoritario (representa el 2% de la población costarricense) que vive en condiciones de pobreza

extrema, exclusión social y legal y poco acceso a servicios básicos  como atención médica, agua potable, electricidad, entre otros. Asimismo el sistema educativo es desigual en comparación con el que recibe la mayorí

a de la población en Costa Rica.

A pesar de la situación tan crítica que enfrentan estas comunidades, este tema no ocupa un lugar preponderante en la agenda de discusión pública. Por ende, existe un amplio desconocimiento e interés al respecto. Por lo cual es importante abordar este tema, no solo desde una perspectiva analítica, sino con la misión de darle difusión, para así generar conciencia y debate.

Anuncios